Páginas vistas en total

lunes, 16 de abril de 2012

EL HUMO Y LAS CONDICIONES ATMOSFERICAS

Todos hemos visto en alguna ocasión cómo se elevan los penachos de humo que salen de las zonas industriales, de las fábricas, centrales eléctricas o cualesquiera otras industrias que necesitan la combustión de materiales para la elaboración de sus productos.

Estas columnas de humo, en función del viento y de las características que en un momento dado se dan en la atmósfera, presentan una serie de variantes en cuanto a su distribución, forma o la altura que vayan ganando. En función de la forma que adoptan los penachos de humo podemos saber qué condiciones presenta la capa de aire más próxima a la tierra.

Las estelas de humo industriales tienen una gran importancia en varios campos: Tanto para la agricultura en general como para evaluar el flujo de aire sobre un aerogenerador (tan de moda últimamente en la cima de muchas elevaciones). De esta forma, se han establecido seis tipos característicos para dichas estelas, las cuales se representan a continuación:

El tipo "A" se denomina Cirriforme. Es un flujo turbulento en forma de rizo. En este caso la atmósfera es muy inestable y por la tarde es posible la formación de núcleos tormentosos, pero siempre que la atmósfera esté lo suficientemente húmeda.

La imagen "B" se llama Coniforme (en forma de cono) y se presenta en situaciones meteorológicas de moderada o débil inestabilidad.

En el caso de la figura "C", no existen corrientes verticales y el flujo es laminar. Se denomina "Liso".

En el dibujo "D", o Ascendente, la turbulencia sólo se desarrolla a cierta altura. Es un movimiento muy característico a la hora de la puesta del sol.

En el caso "E", o Descendente, existe una gran estabilidad  que hace descender el humo. Cuando la atmósfera presenta ésta característica son muy apropiadas las labores de fumigación en los campos.

Por último en el caso de la figura "F",(Calma) en la que el humo de la chimenea sube verticalmente, se trata de ausencia total de viento y las condiciones para la operación de los aerogeneradores son muy desfavorables.






No hay comentarios:

Publicar un comentario